Dublín, 1939. Soy un hispanista apasionado desde los 18 años y, desde 1984, también ciudadano español. En mi libro ‘Aventuras ibéricas’ sueño, como Saramago, con una República Federal Ibérica, Portugal incluido. Por Virginia Drake

XLSemanal. Su interés por España no lo despertaron Lorca, Machado ni Dalí, sino… ¿los gansos de Doñana?

Ian Gibson. [;Ríe]. Es que soy ornitólogo y, al decidir entre estudiar italiano o español, me contaron que en la desembocadura del Guadalquivir había 80.000 ánsares. Me vine corriendo. Fui allí un amanecer con el hijo de Delibes y fue inolvidable. Lorca vino después.

XL. Su pasión hispana lo ha llevado hasta la Dama de Elche, ¿va camino de arqueólogo?

I.G. Sí, pero en plan aficionado. Este libro pretende sacar el Museo Arqueológico Nacional (MAN) a la calle; porque, pese a los miserables políticos, los profesionales del MAN han convertido este museo en un sitio mágico.

XL. Dice en su libro que sin sol los españoles seríamos más tristes, más coléricos e incluso un poco más tontos.

I.G. Es una cita de Valle-Inclán, del genial Max Estrella. Sin sol, España sería un patio nublado que no concibo. No podría vivir en un país lleno de neblina.

XL. Seis décadas como hispanista apasionado y asegura que «España siempre ha sido un problema para los españoles».

I.G. Es así y no solo yo lo digo. Richard Ford en su Handbook de 1845 ya habla de la España que no amalgama. Con una buena organización, España sería un paraíso porque tiene todos los componentes a su favor para serlo.

XL. También cita a Ford cuando dice que solo somos activos para destruir lo que tenemos. ¿Seguimos igual?

I.G. Hay algo de eso: es difícil que los españoles se unan por el interés nacional. Sigue habiendo un problema de identidad y está todo por hacer. Ford decía que Cataluña era la espina perpetua en el costado de España, y lo es aún. Me da mucha pena. En Europa no hacen falta más separaciones, hagamos la Federación Ibérica, con Portugal.

XL. ¿Cree que es contagioso el brexit?

I.G. Espero que no. En España como en Irlanda no se habla de brexit. Los británicos han cometido un error histórico terrible y atroz. Yo no soy británico, pero me duele profundamente.

XL. ¿Tiene alguna espina en su costado?

I.G. ¡Como todo el mundo! La mía es haber nacido en una familia protestante muy devota. Todavía, a mis casi 80 años, sigo luchando contra esa herencia.

XL. Por cierto, ¿de dónde se ha sacado que España significa ‘tierra rica en conejos’?

I.G. [Ríe]. Eso quiere decir ‘Hispania’ en cartaginés. Son curiosidades como que la diosa Astarté es la antecesora de la Blanca Paloma, la Virgen del Rocío. Soy un romántico, ¡qué le voy a hacer!


Desayuno: en manos de Paco

Desayuno Ian Gibson

 

«Un café con leche y una tostada con aceite -de oliva virgen extra, claro- y tomate picado hecha por mi amigo Paco, del bar de debajo de mi casa, un experto».