Las dos son comidas típicas del verano, se preparan de forma diferente según la zona y están deliciosas. Pero respecto al sabor son diferentes. ¿Eres más de gazpacho o de salmorejo?

EL GAZPACHO

Cold Gazpacho soup in glass

Hay tantas recetas de gazpacho que sería imposible ponernos de acuerdo sobre cuál es la mejor. Además, siempre resultaría ganadora ‘la de mi madre’. Si te gusta más bien fuerte, se recomienda echar primero una cucharada de vinagre, probarlo y luego agregar la siguiente. Se puede hacer con tomate en rama, menos dulzón que el de pera o el raf, y también emulsiona mejor.

Ingredientes

  • 1 kg de tomates en rama muy maduros cortados en cuartos y sin el pedículo
  • 1 diente de ajo sin el brote del centro
  • ¼ de cebolla pelada
  • 1 pepino pequeño pelado
  • ¼ de pimiento verde italiano sin pepitas
  • 150 ml de aceite oliva virgen extra de variedad arbequina D. O. Les Garrigues, por su suavidad
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Sal
  • Un poco de aceite extra para corregir

Preparación

Se ponen todos los ingredientes en la batidora y se baten durante 5 o 6 minutos hasta que quede una emulsión espesa. Después se pasa por el chino. Lo probamos de aceite, vinagre y sal y rectificamos. Si lo queremos más cremoso, se añade más aceite y se vuelve a batir, ya colado, otros 3 o 4 minutos. Se sirve muy frío. Aunque es mejor consumirlo en el día, en una botella de plástico cerrada aguanta en la nevera 2 o 3 días.

La guarnición

-Clásica: pan, tomate, pimiento, cebolla y pepino en taquitos.

-Tipo salmorejo: con virutas de jamón ibérico y/o huevo duros en taquitos.

-Con aguacate en taquitos y huevas de lumpo.

-Gourmet: aunque es difícil de encontrar, queda fantástico servido en un plato hondo con una bola de helado de aceite de oliva en el centro.

Puedes añadir a la receta base

-Media manzana verde, que le da un toque más fresco.

-Fresas: le aportan un color más vivo y le añaden dulzor. Es una receta ideal para los niños. En este caso hay que sustituir medio kilo de tomates por medio de fresas.

-En esta misma línea se puede experimentar con sandía, cerezas, aguacate, apio…

EL SALMOREJO

Ingredientes

  • 1 kg de tomates muy maduros, si es posible de tipo de pera, cortados en cuartos y sin el pedículo
  • 200 g de pan duro. Mejor si es de telera, aunque sirve igual cualquier candeal de miga dura
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra D. O. Priego de Córdoba
  • Sal

Preparación

Primero se trituran los tomates durante 4 o 5 minutos. Después se cuelan para retirar los restos de pieles o pepitas que hayan quedado. Este jugo de tomate se echa sobre el pan y se deja reposar unos 15 minutos. Se vuelve a meter todo en la batidora junto con el ajo, el aceite y la sal y se bate unos 5 minutos más, hasta conseguir una crema perfecta. Si consideramos que está demasiado espeso, se le puede añadir un poco de agua. El salmorejo cordobés no lleva vinagre, pero esto es como todo: al gusto. También se le puede añadir un toque de remolacha, lo que intensifica el color y el sabor.

Acompañamientos

Huevo duro y jamón en taquitos. También queda muy bueno con jamón en taquitos y parmesano rallado.