Con 19 años recién cumplidos, Lottie Moss está dispuesta a conquistar el olimpo de las supermodelos. Su objetivo: ser la nueva Gigi. Por Guy Kelly / Fotos: Andrew Woffinden, Getty y Contacto

«La cosa tiene su gracia», dice Lottie Moss, hablando con esa rapidez que tanto la caracteriza. «De niña, nunca pensé en ser modelo. No me parecía que pudiera hacerlo. Hasta que alguien se fijó en mí en la boda de mi hermana. Y pensé: ‘Bueno, puede ser divertido’».

Una pequeña aclaración. La hermana a la que se refiere es Kate Moss, quien seguramente sigue siendo la supermodelo más famosa del mundo después de 28 años. El enlace, celebrado en 2011, fue entre Kate y el músico Jamie Hince, y las fotografías tomadas ese día circularon por el mundo entero.

Lottie Moss, hermana de Kate Moss, modelo, xlsemanal (1)

Estilismo: Sophie Warburton
Vestido: Balmain / Pendientes y collar: Bvlgari

Lottie fue una de las 16 damas de honor y madrinas en la boda. Todas ellas llevaron guirnaldas de margaritas en la cabeza y blancos vestidos de Bonpoint a juego con el modelo de Galliano que Kate llevaba puesto. El Daily Telegraph describió al séquito como el grupo formado por «las chicas que mañana se comerán el mundo». No hacía falta ser un vidente para afirmarlo si pensamos que con Lottie estaban la hija de Kate, Lila Grace; Iris Law (cuyos padres son Jude Law y Sadie Frost); o la nieta de Keith Richards, Ella (también hoy modelo).

“Pensé en hacerme modelo cuando se fijaron en mí en la boda de mi hermana”

Lottie, que por entonces tenía 13 años, destacaba incluso en semejante compañía. Poco después de que las imágenes de la boda aparecieran en todas las revistas, la agencia Storm contactó con los padres de Lottie para preguntar si a la joven le gustaría ingresar en su escudería cuando cumpliera los 16. Lottie dijo que sí.

Lottie Moss, hermana de Kate Moss, modelo, xlsemanal (1)

Kate Moss con su flamante esposo, Jamie Hince, en su boda, en 2011. Ese mismo día, alguien reparó en Lottie como potencial modelo

«Cuando el equipo de Storm se fijó en mí, yo aún estaba en la escuela. Durante un tiempo se limitaron a hacerme fotos de prueba -explica-. Al cumplir los 16, me contrataron de forma oficial, y el trabajo fue llegando poco a poco. Hicimos lo posible para que no interfiriese en mis estudios, aunque siempre podía hacer los deberes mientras viajaba».

Hermanastras y amigas

Lottie creció en el pueblo de Lindfield, al sur de Londres. En la práctica fue hija única, porque Kate y su hermano Nick (fruto del anterior matrimonio de su padre) ya eran mayores de edad y trabajaban como modelos por todo el mundo cuando Lottie nació. Como consecuencia, las dos hermanastras no están particularmente unidas.

Lindfield es «una población muy tranquila, en la que nunca pasa nada», explica Lottie. Sus padres la escogieron para residir -su madre tiene una pequeña agencia de modelos en la cercana Brighton y una diminuta boutique en el pueblo- porque la pequeña podría andar sola por la calle. Lottie fue una alumna bastante buena. Le encantaban la historia y la literatura. Su forma de rebelarse en aquellos tiempos consistía en volver a casa por las tardes una hora después de lo estipulado por los padres. «Nunca fueron muy estrictos -recuerda riendo-. Mi madre siempre me ha dicho lo mismo: ‘Haz lo que quieras, pero luego no me vengas con lloriqueos si las cosas salen mal’. En su momento quise ponerme un piercing (el que lleva en la lengua) y me dijo que no contara con ella cuando estuviera llorando de dolor. Y el caso es que funcionó».

El ascenso a los cielos

Después de cumplir los 16, empezaron a llamarla para protagonizar sesiones fotográficas en el extranjero. El espaldarazo llegó cuando participó en una campaña para Calvin Klein, 21 años después de que Kate hubiera pasado por lo mismo.

Lottie Moss, hermana de Kate Moss, modelo, xlsemanal (1)

«Era de locos. Estaba en clase y mis amigas me preguntaban qué iba a hacer durante el fin de semana. ‘Bueno, pues me voy a Los Ángeles’, respondía yo y las dejaba con la boca abierta. Cada dos semanas o así viajaba a otro país en avión; me encantaba».

Con 16 años mis amigas se quedaban con la boca abierta cuando me iba a Los Ángeles

Gracias a Kate conoció a muchos diseñadores y fotógrafos, pero sigue sintiéndose asombrada por la gente con la que ha llegado a trabajar. «He conocido a unas cuantas personas increíbles. Y he estado en algunas sesiones fantásticas. No me creo que pueda estar haciendo todo esto».

Da la impresión de que Lottie se siente sinceramente agradecida por todas las oportunidades que le han brindado. Y es consciente de que todo podría acabarse en cualquier momento. «Creo que tengo la cabeza bien amueblada y bastante seguridad en mí misma, aunque no quiero creérmelo demasiado -asegura-. No soy de esas personas mandonas o groseras con la gente. Mi intención es tratar a todo el mundo con respeto. Eso es lo principal».

Al servicio de su majestad Instagram

Lottie se mudó a vivir a su apartamento en Fulham (Londres) en 2016, poco después de cumplir los 18 años. A la hora de escoger entre una carrera universitaria o el trabajo como modelo, se decantó por lo segundo.

“Los pisos de mis amigas universitarias son horribles. ¡Me quedo como estoy!”

La mayor parte de sus amigas de la escuela están ahora en la universidad, pero, tras visitarlas durante las vacaciones, Lottie considera que ha tomado la decisión adecuada: «He visto cómo viven y me he dicho que ni hablar. Están en pisitos horrorosos con la pintura cayéndose de las paredes, comen platos de microondas… Me quedo como estoy, gracias».

Reconoce que la profesión de modelo ha cambiado respecto a lo que vivió su hermana. Hace un par de décadas, cuando Kate y las ‘cinco grandes’ supermodelos dominaban el mundo de la moda, sus fotos aparecían en portadas de revistas y desfiles de pasarela, con imágenes tomadas por los fotógrafos más legendarios de la industria. Hoy, tú misma haces tus fotos y las publicas; no necesitas pisar una pasarela para hacerte un nombre.

Lottie Moss, hermana de Kate Moss, modelo, xlsemanal (1)

Lottie Moss durante el desfile Métiers d’Art organizado por Chanel 

«Todo tiene que ver con la personalidad y con tu propia marca, la marca que tú misma has creado -explica-. Si te fijas en Kendall Jenner o en Gigi y Bella Hadid, tienen millones de seguidores en Instagram. Por eso tienen tanto éxito, porque son jóvenes, guapas y cool, y todo el mundo quiere ser como ellas».

Como es de esperar, Lottie es una apasionada de Instagram, plataforma que usa para mostrar su estilo personal, que es «una locura. o visto enteramente de negro o me pongo cosas completamente distintas, estilo indie». En todo caso, aún le queda camino por recorrer antes de ponerse al nivel de Jenner o las Hadid. Lottie tiene algo más de 85.000 seguidores en Instagram. Los acólitos de Jenner son 70,2 millones.

En boca de todos

Sin embargo, Lottie ha enfilado con seguridad el camino de supermodelo. Su llegada a Londres el año pasado alegró la vida a la prensa sensacionalista, ávidos de saberlo todo sobre sus veladas en compañía del elenco del reality Made in Chelsea y, en particular, con su novio, Alex Mytton.

Lottie Moss, hermana de Kate Moss, modelo, xlsemanal (1)

Alex Mytton, la actual pareja de Lottie, es DJ y productor musical y ha participado en el reality británico Made in Chelsea

«Todo trabajo tiene sus cosas buenas y malas, ¿no es así? -se pregunta-. No es que me guste pasarme la vida rodeada de paparazis, pero tampoco me preocupa demasiado. Algunas de mis amigas del pueblo no lo soportan, pero yo lo encuentro divertido. ¡Cuando salen fotografiadas en la prensa, van corriendo a decirle a sus madres que ahora son famosas!».

Lottie Moss, hermana de Kate Moss, modelo, xlsemanal (1)

Estilismo: Sophie Warburton
Vesyido: David Koma / Sandalias: Gianvito Rossi / Bolso y collar: Bvlgari

A pesar de que tiene los mismos ojos de cervatillo y pómulos cincelados de su famosa hermanastra, Lottie, que mide 1,67, dos dedos menos que Kate, se considera «un poco bajita» para trabajar en las pasarelas. Lo que, por otra parte, no parece haber sido un problema hasta la fecha. Este año ha aparecido en la portada del Vogue francés junto con Lucky Blue Smith, el modelo de moda; ha participado en la campaña navideña de la cadena Topshop; y se unió a algunas de las principales estrellas en Instagram, como Cara Delevingne o Georgia May Jagger en Métiers d’Art, el fastuoso desfile organizado por Chanel en el Ritz parisino. Para ser una modelo tan joven, no está nada mal semejante pasarela.