1923. Surgen los primeros campos del Gulag en el norte del país. Stalin hizo levantar el primer campo de trabajo, para 3000 prisioneros, en la isla de Solowski, en el mar Blanco.

1927. Stalin gana. Al morir Lenin, Stalin y Trotski se enfrentan por el poder. Trotski deja el país. Muchos de sus partidarios fueron arrestados. Trotski fue asesinado en México en 1940.

1929. Colectivización forzosa. Stalin desposeyó de sus tierras a los propietarios rurales con brutalidad. Casi un millón de ellos fueron enviados a los campos de trabajo.

Marzo de 1929. Primer plan quinquenal. La URSS tenía que convertirse en una nación industrializada. El primer plan preveía un índice de crecimiento del 32 por ciento.

1932-1933. Hambruna. Tras la brutal persecución a los propietarios agrícolas, la producción agropecuaria se hundió. Más de cinco millones de personas murieron de hambre.

1937-1938. El gran terror. El NKVD, la policía secreta soviética, ‘caza’ a los ‘enemigos del pueblo. Más de 1,5 millones de personas fueron encarceladas, y la mitad, ejecutadas.

24 de agosto de 1939. Pacto entre Hitler y Stalin. Alemania y la Unión Soviética firmaron un pacto de no agresión. Una cláusula secreta recogía el reparto de Polonia.

22 de junio de 1941. La Alemania nazi invade la URSS. Stalin había ignorado las advertencias de sus servicios de inteligencia. El Ejército Rojo no estaba preparado para el ataque.

1941-1944. Asedio de Leningrado. Un total de 900 días duró el cerco por parte de las tropas alemanas. Medio millón de personas murieron de hambre, frío y por enfermedades.

9 de mayo de 1945. Fin de la guerra. Ningún otro país sufrió tanto durante la Segunda Guerra Mundial como la Unión Soviética. Unos 26 millones de personas perdieron la vida.

29 de agosto de 1949. La URSS detona su primera bomba atómica. Stalin reaccionó con pánico a la bomba atómica de Estados Unidos. Cuatro años más tarde, ya tenía la suya.

5 de marzo de 1953. Muerte de Stalin. Falleció en su dacha como consecuencia de una apoplejía. Poco antes había hecho encarcelar a sus médicos. Decía que eran unos espías y unos traidores.