Nuevas maneras de retratar el terrorismo: el David, de Miguel Ángel, embozado y con chaleco explosivo. Es la última provocación de Banksy. Por Fátima Uribarri

El esquivo artista británico (sigue sin conocerse su identidad, aunque se acaba de difundir otro vídeo que asegura desenmascararlo) expone en Herzliya, ciudad costera israelí. Además de sus obras más icónicas, en esta ocasión ha mostrado tres novedades: el David terrorista; un escuálido niño africano tocado con la corona de Burger King; y un antidisturbios con alas de ángel y el sonriente Smile como rostro.