Es la mejor colección de historia natural del mundo. En el Smithsonian de Washington se conservan más de 138 millones de animales, plantas y objetos recolectados por exploradores a lo largo de siglos. Le ofrecemos un espectacular paseo por sus almacenes cerrados al público. Por Fernando G. Sitges

Durante más de 150 años, los exploradores, científicos, geógrafos y técnicos del Instituto Smithsonian han ido recopilando un muestrario de todas las curiosidades minerales, botánicas, zoológicas, históricas, artísticas y etnográficas que encontraban en los más recónditos parajes de la Tierra. Y, al hacerlo, han ido formando de manera ordenada, etiquetada y organizada la mayor y mejor colección catalogada de historia natural del mundo.

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal

Decenas de ratones ciervo, de Norteamérica, permanecen etiquetados en los cajones del Departamento de Zoología de Vertebrados para estudiar la diversidad

Más de 138 millones de piezas componen las colecciones de los 19 museos que integran el Instituto Smithsonian. Y la colección no para de crecer. Los exploradores recorren todo el mundo recopilando información, capturando ejemplares, investigando, comprando las novedades que mantienen vivas las colecciones y que -tras pasar por los equipos que las clasifican, etiquetan y ordenan- engrosarán el patrimonio cultural y científico del mundo.

El Smithsonian está integrado por 19 museos. Y la colección no para de crecer

Comparando los especímenes recogidos, los científicos aprenden cómo cambia nuestro mundo al paso del tiempo. Siguiendo el registro de las piezas coleccionadas se pueden analizar los cambios naturales y los realizados por el hombre, sus consecuencias y las alteraciones que provocan en el ciclo de la vida.

Una herencia curiosa

El Instituto Smithsonian tuvo un singular origen porque se fundó en 1846 con fondos legados por el científico británico James Smithson, fascinado por la geología y la mineralogía, quien, sin embargo, nunca puso un pie en Estados Unidos.

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal

Lo que parece el atrezo de una obra de teatro son en realidad huesos de ballena. Los fondos de la colección de mamíferos marinos del se guardan en los almacenes que la institución tiene en Maryland

Rico heredero y buen inversor, Smithson amasó una fortuna que legó a su único sobrino. Pero estipuló que si su sobrino moría sin hijos -como así sucedió- su fortuna debería ir «a los Estados Unidos de América, para fundar en Washington un establecimiento de aumento y la difusión del conocimiento entre los hombres». No se sabe qué impulsó a Smithson a tomar esa decisión. Casi todos sus escritos y documentos se quemaron en un incendio. Pero cuando el sobrino de Smithson murió sin herederos, en 1835, el presidente estadounidense Andrew Jackson informó al Congreso del inesperado legado, que ascendía a 104.960 soberanos de oro, o 500.000 dólares (equivalente a unos 12 millones de dólares actuales).

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal

En el Smithsonian se encuentran también las ropas, utensilios y obras de arte y artesanía de grupos étnicos extinguidos. Un aviso de la vulnerabilidad del planeta

Tras un acalorado debate sobre si el Gobierno Federal tenía autoridad para aceptar ese regalo, el Congreso aceptó la herencia. Ocho años después, el Congreso aprobó el acta que constituía el Instituto Smithsonian, un híbrido entre asociación pública y privada que hoy emplea a 6300 personas.

Un testimonio para el futuro

En las colecciones del Smithsonian se encuentran guardados los esqueletos fosilizados de los gigantescos saurios que dominaron una vez la Tierra. Hay animales que desaparecieron en las cinco extinciones masivas previas a la aparición de nuestra especie. Se recogen otros, como la paloma migratoria, el lobo marsupial o la vaca marina de Steller, eliminados por la caza abusiva de nuestra especie.

El instituto se fundó con el dinero legado por un científico británico que nunca pisó los Estados Unidos

Son un aviso, un testimonio perfectamente custodiado, que nos indica la necesidad de cuidar nuestro planeta y sus seres vivos. Algo que, cuando el presidente del país más poderoso del mundo niega la evidencia del cambio climático, se hace más necesario que nunca.

Me quiere, no me quiere…

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal

Decenas de armarios guardan en el interior del Museo de Historia Natural una de las mayores colecciones botánicas del mundo. Sobre la mesa central, el doctor David Bruce Lellinger (en primer término) y sus colegas exponen una muestra de hojas, raíces, flores, frutos e incluso lianas.

Lo tengo, no lo tengo…

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal

David Furth, director de las colecciones entomológicas, enseña una pequeña muestra de la más llamativa y variada de las colecciones de la institución. Millones de insectos recolectados durante dos siglos se ordenan en cajas catalogadas. Hoy se conocen 900.000 especies de insectos. Todas tienen uno o más representantes en la colección.

Peces en alcohol

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal

La colección de peces debe ser conservada en frascos con alcohol, lo que obliga a utilizar recipientes herméticos y a manejar más peso y volumen de lo habitual. El alcohol, además, es un líquido inflamable, por lo que los científicos del Smithsonian, junto con la empresa 3M, han desarrollado hace poco un fluido estable e incoloro que sustituirá al antiguo conservante.

Experta en plumas

instituto smithsonian, arca de noe, xlsemanal (5)

Roxie Laybourne, la experta en identificación de plumas del Smithsonian, posa rodeada de algunos de los cajones abiertos del depósito de aves. Tan solo el uno por ciento de los fondos de la institución está expuesto. El Smithsonian adquirió especial popularidad a raíz de la película Una noche en el museo, protagonizada por Ben Stiller.


PARA SABER MÁS

Oficial guide to the Smithsonian National Museum of natural History.